Siguen los reclamos por el estacionamiento medido y pago

Viedma 7/04/21 .– Vecinas y vecinos de diferentes sectores de la capital rionegrina siguen presentando quejas y reclamos por deficiencias en el funcionamiento del sistema de estacionamiento medido ante la Defensoría del Pueblo del Municipio de Viedma. Su titular, Nora Aurora Cader, adelantó que todos los planteos serán elevados ante la Asociación ANYARC, prestadora del servicio, en el marco de una reunión programada junto a funcionarios del Poder Ejecutivo Municipal.

Las quejas, detalló la Defensora, abarcan desde dificultades para operar con la aplicación diseñada para celulares, la falta de rondines o locales comerciales donde pagar por el tiempo a estacionar, la escasa señalización vial y cartelería, pero sobre todo las cuantiosas infracciones que reciben muchas conductoras y conductores, desde que estacionan hasta que pueden gestionar la transacción a través de la app o en un local comercial que brinde el servicio.

Cader consideró que, “más allá del noble fin que tiene la Fundación ANYARC como ONG, como prestataria del servicio de estacionamiento medido y pago, claramente no estaría cumpliendo la tarea con la eficiencia y sustentabilidad claramente establecidas en el pliego licitatorio y en la ordenanza que en el año 2008 puso en vigencia este sistema con el objetivo de ordenar el tránsito en la ciudad, mejorar la insfraestructura vial y generar recursos para el municipio y la entidad prestataria”.

“Desde principios de este año el Poder Ejecutivo ha tomado la decisión de extender el radio cubierto por el estacionamiento medido y pago, pasando de 78 a 106 manzanas afectadas entre la Costanera y las calles Dorrego, Pueyrredón, Güemes y Urquiza, pero no se han incrementado los lugares en los que se puede pagar personalmente por el servicio sin usar la app para celulares, que además requiere el uso de datos sumando un costo adicional”, señaló Cader.

“También nos hemos encontrado con vecinas y vecinos, que tras malas experiencias en el funcionamiento del sistema se han acercado a las oficinas de ANYARC a expresar sus quejas y que fueron mal atendidos o ni siquiera fueron escuchados. Nos parece que cualquier prestador de un servicio municipal, debe por lo menos atender como corresponde a las quejas, consultas y planteos de las y los usuarios”, remarcó Cader.

La Defensora recordó además, que uno de los fundamentos de la creación del sistema tenía relación con la creación de fuentes de empleo. Y señaló que desde finales del 2017 que ANYARC asumió la prestación del servicio la cantidad de trabajadores contratados se redujo a casi la mitad en 2021.

“Nos preocupa la situación, porque no se genera trabajo, no se presta un servicio eficiente, hay dificultades en el uso de la aplicación por parte de las conductoras y conductores, no hay rondines y son escasos los negocios adheridos al sistema. Todo esto cuando ya han pasado más de tres años de una concesión de seis, prorrogables por otros tres”, expresó Cader.

“Esperamos que la postergada reunión se pueda concretar a la brevedad. No se trata de buscar culpas o responsables, sino de trabajar en conjunto para que se brinde un servicio eficiente, que sea cómodo y fácil de utilizar, que se respeten los derechos de los contribuyentes, frentistas y usuarios, que la prestadora cumpla los compromisos asumidos oportunamente y que las autoridades municipales garanticen que se cumplan con los parámetros establecidos en el correspondiente pliego de licitación. Tan sencillo como eso”, cerró la Defensora.