Cuidar el arbolado urbano es responsabilidad de todos

VIEDMA – Vecinos del centro de la ciudad se comunicaron esta mañana con la Defensora del Pueblo del Municipio de Viedma, Nora Aurora Cader, para expresar su preocupación por los daños que sufren los ejemplares del arbolado urbano por los impactos que reciben cuando vehículos de gran porte, en especial camionetas y utilitarios, utilizan los sectores de estacionamiento a 45 grados.

Vecinas y vecinos de la calle Alvaro Barros al 500 se comunicaron con la Defensoría del Pueblo por la repetición de este tipo de hechos que se ha reflejado en la rotura y pérdida total de ejemplares.

El reclamo ciudadano fue trasladado a la Subsecretaria de Protección Ciudadana que se comprometió a tomar intervención para atender los planteos de los vecinos y proteger a las especies arbóreas de la ciudad.

El arbolado urbano genera múltiples beneficios: reduce la temperatura del aire, actúa como filtro para los contaminantes urbanos, reduce los ruidos, absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono mitigando el cambio climático, proporciona hábitat y alimento a la biodiversidad urbana y contribuye a mejorar la salud física y mental de las personas.

Plantar y cuidar los árboles hoy es clave para las generaciones futuras.

El cuidado, mantenimiento y conservación del arbolado urbano es una responsabilidad de todos, y una forma simple de hacerlo es cuidarlos y no dañarlos.

El árbol no puede puede moverse, pero cualquier conductor puede estacionar su vehículo asegurándose de no impactar contra las especies que hacen más bellas y respirables nuestras veredas y espacios verdes.