Cader y Matar coincidieron en que “construir una Viedma accesible es responsabilidad de todas y todos”

Viedma .- La Defensora del Pueblo del Municipio de Viedma, Nora Aurora Cader, y la Coordinadora del Consejo Local de Personas con Discapacidad y presidenta de la Fundación Facilitar, Susana Matar, coincidieron en que la construcción de una ciudad accesible y que garantice integralmente el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad es una responsabilidad de todas y todos.

El encuentro se concretó el viernes en la sede de la Fundación de calle Guido 426. Cader expuso sobre el trabajo en el que documentó la calidad del servicio de estacionamiento medido y pago que prestan desde 2017 en el radio céntrico de la ciudad la Fundación ANYARC y la empresa bahiense SIPPARK. Como conclusión de su análisis Cader ya le sugirió al Poder Ejecutivo Municipal avanzar en la rescisión del contrato por supuestos incumplimientos de los concesionarios, además de las masivas quejas de las usuarias y usuarios.

Matar expresó su respaldo a las recomendaciones de la Defensora del Pueblo y coincidió en que no se está brindando un buen servicio. Como ejemplo, citó los problemas que padecen las personas con discapacidad para utilizar el sistema y que incluso la prestadora desconoce el Símbolo Internacional de Acceso para vehículos de personas con discapacidad que da derecho al libre tránsito y estacionamiento, situación que incluso deriva en la imposición de infracciones de tránsito de parte de los inspectores municipales, con todas las complicaciones que esto trae aparejado.

Matar señaló que sufrió el destrato de la prestadora del servicio en persona cuando solicitó un encuentro para pedir la exención del pago del estacionamiento medido para los profesiones y especialistas que durante la pandemia debían realizar la atención y acompañamiento domiciliario de las personas con discapacidad. “Ni siquiera pude lograr que me atendieran para plantear mi pedido”, sintetizó ante la Defensora.

Cader y Matar analizaron también las materias pendientes que tiene la ciudad para garantizar el ejercicio del derecho a una vida plena e independiente; a la no discriminación; a la educación en igualdad con todos y todas; al empleo tanto público como privado; a la salud y a su reconocimiento jurídico y judicial de todas las personas con discapacidad.

En lo urbanístico coincidieron que falta mucho para que Viedma pueda considerarse una ciudad accesible e inclusiva. Hoy la mayoría de las veredas representan un gran desafío para la circulación de las personas con y sin discapacidad, incluso en sectores que cuentan rampas muchas veces las estructuras tienen pendientes o desniveles que dificultan su utilización. En el acceso al transporte público, el acceso a edificios públicos y privados, a comercios y a espacios culturales y recreativos, se sigue relegando a las personas con problemas de desplazamiento.

Igualmente coincidieron en destacar los proyectos en marcha y los que recientemente fueron anunciados por el Ejecutivo Municipal, como las semaforización de las avenidas Caseros y 25 de Mayo, la construcción de veredas y rampas en diferentes plazas, espacios verdes y en el Paseo Gastronómico. La Coordinadora del CLPD destacó la apertura y disposición que han tenido de parte del intendente Pedro Pesatti para recibir los planteos, demandas e inquietudes de las personas con discapacidad desde el inicio de su gestión.

De acuerdo a datos oficiales en la provincia hay 27.294 personas con certificados que acreditan que padecen de alguna discapacidad. De esa cifra, 4.598 son vecinas y vecinos de Viedma: más de 2 mil con discapacidad física motora y más de 500 con discapacidad visual y/o auditiva. Esto representa casi el 6 por ciento de la población de la capital provincia estimada por las proyecciones oficiales municipales.

La Defensora y la Coordinadora del CLPD acordaron además avanzar en un trabajo articulado para seguir con gestiones ante las autoridades municipales y provinciales, además de avanzar en actividades de capacitación, sensibilización y promoción en la temática de los derechos de las personas con discapacidad y las acciones positivas que podemos realizar todas y todos.

Cader destacó además el rol de las entidades civiles y sociales, como la Fundación Facilitar, que en su caso particular cuenta con personería jurídica desde el 2013, y cuyo centro de rehabilitación es reconocido como uno de los más importantes de la provincia, con un plantel de casi 70 profesionales y especialistas que asisten a una amplia población con servicios de Terapia ocupacional, Kinesiología, Fonoaudiología, Psicología, Psicopedagogía, Gimnasia terapéutico, Estimulación cognitiva, Integración escolar, Traumatología y Neurología”.