#24M: Pañuelos blancos para fortalecer la memoria y la democracia

Viedma 24/03/21.- Con el objetivo de conmemorar el Día Nacional de la Memoria, al cumplirse 45 años del inicio de la sangrienta dictadura cívico-militar, la Defensoría del Pueblo del Municipio de Viedma convocó a la comunidad a participar de la pintada de los pañuelos que identifican a las Madres y Abuelas de Plaza y que sitentizan las consignas “nunca más” y “memoria, verdad y justicia” por las decenas de miles de personas asesinadas, desaparecidas, violadas, torturadas y exiliadas que fueron víctimas de crímenes de lesa humanidad y terrorismo de Estado.

 

Ianina Baffoni, Antonella Sacco Cader y Gonzalo Emanuel Ibeas participaron en representación de familiares de personas desaparecidas durante dictadura, que se extendió entre los años 1976 y 1983.

Participaron de la actividad la Defensora del Pueblo del municipio de Viedma, Nora Aurora Cader; su par provincial Adriana Santagati; el Secretario de Derechos Humanos de Río Negro Duilio Minieri; el Jefe de Policía de Río Negro Comisario General Osvaldo Telleria, el comisario mayor Sergio Piermarochi; el palista internacional y embajador del canotaje argentino, Omar Linares; el Padre Luis; la concejal mandato cumplido Alejandra Bomben, el Comisario Gustavo M. Sommer Jefe de División de la Unidad Operativa Viedma de la Policía Federal Argentina, la estudiante Celina Kiara, amiga y colaboradora de la Defensoría del Pueblo de Viedma, que celebraba su décimo cumpleaños, y su mamá Natalia Esteban.

Además participaron en la pintada de los icónicos pañuelos vecinas, vecinos, periodistas y camarógrafos de medios locales y regionales que concurrieron a realizar la cobertura del acto.

Oscar Meilán, integrante de la Asociación de Víctimas y Familiares del Terrorismo, lamentó no poder concurrir a la actividad por otros compromisos asumidos con anterioridad y envió abrazos y agradecimientos “por compartir una lucha solidaria por memoria, verdad y justicia”. También envió sus salutaciones el intendente de Viedma, Pedro Pesatti.

La pintada de los pañuelos se realizó sobre las veredas de la Defensoría del Pueblo de Viedma, sita en Garrone 121, a escasos metros de la delegación Viedma de la Policía Federal Argentina, lugar que durante la dictadura funcionó como centro clandestino de detención y que desde hace 15 años está señalizado como tal y forma parte de la Red Federal de Sitios de Memoria.

“Nos llena de orgullo y emoción, haber podido en este sencillo acto recordar a las víctimas de la última dictadura, con un símbolo tan importante y reconocido como es el pañuelo que identifica a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que nunca bajaron los brazos y se han convertido en un ícono mundial de la lucha por los derechos humanos”, señaló Cader.

“Que hayamos concretado esta actividad con familiares de víctimas del terrorismo de Estado, instituciones como las Defensorías del Pueblo, la Secretaría de Derechos Humanos, la Iglesia, mandos de fuerzas de seguridad provinciales y federales, vecinas y vecinos, nos demuestra que es entre todas y todos que tenemos que seguir fortaleciendo nuestra democracia y garantizando el pleno ejercicio de los derechos humanos”, remarcó Cader.